Never stop exploring

No soy de los que piensan que Bill Gates es el diablo. Simplemente sospecho que si Microsoft alguna vez se encontrara con el diablo, no necesitarían un intérprete